Por
Anónimo

El gas canalizado es una solución energética continua e ilimitada que satisface a la perfección las necesidades de energía de cualquier edificio. Una tubería es suficiente para que la red de distribución de gas llegue a cualquier lugar. Además, esto supone una ventaja: no es necesario dedicar espacio para el almacenamiento dentro del edificio ni realizar pedidos.

Estamos hablando de calefacción regulable, agua caliente, etc. En una palabra: bienestar, tanto si es para uso doméstico como profesional. El gas canalizado tiene un alto poder calorífico, por lo que actúa en poco tiempo. El consumo se optimiza y es económico, ya que solo se paga por la energía utilizada.

Esto, unido a un buen servicio técnico, un suministro constante y un mantenimiento adecuado, convierten al gas canalizado en la solución energética más eficiente.

¿Necesitas más información? En Promogas estaremos encantados de atenderte.

Contacta con nosotros: a través del   922 28 16 00 o haciendo clic en el siguiente enlace